20 enero, 2010

Hada Chispa


Una de las teorías explica que una raza de gente diminuta había vivido alguna vez en las naciones celtas y en las Islas Británicas, pero tuvo que esconderse por la invasión de los hombres. Así, llegaron a ser vistas como pertenecientes a otra raza, o también como posibles espíritus, y se creía que vivían en un mundo subterráneo, bajo colinas escondidas (varias de las cuales eran antiguos montículos mortuorios), o más allá del Mar Occidental. Algunos arqueólogos atribuyeron Elfland (Tierra de duendes) a pequeños moradas o cámaras subterráneas donde la gente diminuta había vivido una vez.

En el folclore popular, las puntas de flecha de piedra de la Edad Paleolítica eran adjudicadas a las hadas como "disparo de duende" (elf-shot). El temor de estas criaturas al hierro se relaciona con las armas de hierro que tenían los invasores, ya que ellos sólo poseían piedras y así fueron fácilmente derrotados en batalla. Su vestidura verde y casas subterráneas eran causadas por su necesidad de esconderse y camuflarse a sí mismos de la hostilidad humana, y el uso de la magia era una habilidad que necesitaban para combatir el armamento superior de sus enemigos humanos. En la creencia victoriana de la evolución, el canibalismo entre "ogros" tenía que ver con memorias de razas salvajes que aún lo practicaban, frente a las razas "superiores" que la habían dejado.

Los "selkies" descritos en los cuentos de hadas como personajes que tiene que capacidad de metamorfosearse en focas, se relacionaban con el recuerdo de un pueblo primitivo revestivo en pieles que viajaba en kayacs. Los pigmeos africanos fueron un ejemplo de esta raza que había existido previamente sobre largas extensiones de territorio, pero llegaron a escasear y convertirse en pseudo-mitos con el paso del tiempo y el predominio de otras tribus y razas.

Otra teoría mantiene que las hadas originalmente fueron adoradas como diosas, pero con la llegada del Cristianismo, sobrevivieron en un estado de poder menor en la creencia popular. Muchos seres que son descritos como divinidades en relatos antiguos, son hadas en escritos más modernos. Las explicaciones victorianas sobre la mitología consideraban a todos los dioses como metáforas de los eventos naturales, hasta llegar a tomarlas literalmente, y entonces los veían como metáforas del cielo nocturno y de las estrellas.

Una tercera hipótesis supone que las hadas eran una creencia folclórica relacionada con los muertos. Esto encontró muchos puntos en común entre las diversas creencias, como por ejemplo relatos de las mismas leyendas sobre hadas y fantasmas, los peligros de comer en el mundo de las hadas y el Hades, y el hecho de que las hadas y los muertos vivan bajo tierra.

Por Pilar Guiroy

Enero 2010

1 comentario:

  1. El pelo y la pose me gusta.

    Ademas, muy interesante información.

    ResponderEliminar